Trotta: “Es fundamental el regreso a las aulas, pero seguro”

El ministro sostuvo que se elaboró una guía epidemiológica para volver a las clases presenciales “cuando el riesgo sea muy leve” en cada distrito. La alternativa de “desplegar actividades educativas no escolares, de revinculación, en espacios abiertos”.

“Para nosotros es fundamental el regreso seguro a las aulas”, aseguró el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, a horas de una nueva reunión del Consejo Federal de Educación en la que se evaluará el establecimiento de una guía que mida la posibilidad de la vuelta a las aulas con una especia de semáforo según la intensidad de la circulación del virus en cada jurisdicción. 

En diálogo con el programa La mañana, de Víctor Hugo Morales en AM750Trotta habló de la posibilidad de habilitar la realización de actividades de revinculación educativa no escolar en espacios públicos para los y las estudiantes de jurisdicciones en las que el riesgo de contagio de coronavirus sea bajo. “No es regresar a clases”, remarcó, y adelantó que la propuesta deberá ser aprobada por los ministros de Educación del país.

“Pretendemos darle continuidad a los pasos que se vienen dando en el regreso seguro de clases”, insistió el titular nacional del área en relación al eje central de la nueva reunión del Consejo Federal de Educación, que desde ya será la incógnita sobre cuándo se podrán retomar las clases presenciales, que permanecen suspendidas en casi todo el territorio nacional producto de la pandemia de Coronavirus.

Trotta señaló que el protocolo aprobado el pasado 2 de julio, cuya aplicación permitió el regreso de las clases en seis provincias, tiene “un punto que es de cumplimiento imposible en zonas urbanas”: aquel que plantea que las clases van a regresar cuando no haya más contagios.

“Generamos una guía epidemiológica, que establece el riesgo en tres niveles, bajo, intermedio y alto, para poder volver a las aulas cuando el riesgo sea muy leve”, explicó. Además, ratificó que llevarán al Consejo la alternativa de “desplegar actividades educativas no escolares, de revinculación escolar, en espacios abiertos”.

Pese a que no recibió la aprobación de Nación, la Ciudad de Buenos Aires sigue insistiendo con el regreso a las escuelas de 6500 estudiantes que perdieron su vínculo con el sistema escolar. Este miércoles, el Ministerio de Educación porteño desarrolló una suerte de “prueba piloto” con estudiantes sentados al aire libre. Desde el Ministerio de Educación porteño aclararon que fue “una jornada de revinculación” y que se hizo fuera del ámbito escolar. Ya había habido un antecendente en Tres de Febrero, también gobernado por el PRO.

Fuente: P/12