Una teoría científica postula que el universo no tiene principio y genera una fuerte polémica

Un estudio de la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido, postula la teoría de que el universo no tiene un comienzo y que el Big Bang es solo un evento más en un cosmos que siempre existió. La teoría generó en la comunidad científica una fuerte polémica.

El investigador del Departamento de Ciencias Matemáticas de la universidad, Bruno Valeixo Bento, publicó un artículo académico titulado «Si el tiempo no tuviera un comienzo». 

El investigador califica la idea como un «devenir asincrónico» y cree que es “necesario un nuevo tipo de matemáticas para entender sus consecuencias en la naturaleza del tiempo”.

Teorías actuales

La física moderna tiene dos teorías que nos ayudan a explicar el universo. Por un lado, está la mecánica cuántica, que describe las interacciones y partículas subatómicas; y por el otro, está la relatividad general, que sirve para entender cómo la gravedad influye a un nivel macro.

La teoría de la relatividad general nos lleva hasta 13.800 millones de años atrás, a los instantes inmediatamente posteriores al Big Bang, cuando todo existía a escalas diminutas. Sin embargo, la teoría de Einstein no puede resolver qué pasó en el momento mismo del Big Bang, o qué pasó antes.

En su artículo, Bento recurre a lo que él llama la teoría de los conjuntos causales, un enfoque de la gravedad cuántica que sostiene que el espacio-tiempo está formado por bloques de construcción, «átomos de espacio-tiempo», que van formando elementos. Según su visión no puede haber nada más pequeño que un átomo de espacio-tiempo.

“Según la teoría de conjuntos causales, lo que sentimos como el paso del tiempo corresponde al nacimiento de nuevos elementos del conjunto causal”, afirmó Bento.

Devenir asincrónico

El trabajo de Bento propone que los conjuntos causales se fueron formando infinitamente, por lo cual el Big Bang no sería el comienzo del universo.

Según esta teoría, siempre hay algo antes; es decir, los conjuntos causales serían infinitos en el pasado y el Big Bang sería solo un momento particular en la evolución del universo.

«Si los conjuntos causales fueran cierto, nosotros no tenemos necesariamente un comienzo», dice Bento.

El autor propone desprenderse de la idea de «secuencia» en la que un elemento da lugar otro. En vez de eso, sugiere pensar en un «devenir asincrónico» en que los elementos nacen de forma parcial y no total.

Fuente: P/12