Según Clarín, los docentes no trabajan desde hace 238 días

Para el columnista de Clarín, Gonzalo Abascal, no hay clases desde hace 238 días y nos espera “una tragedia” en el futuro. Para Clarín, “el año está perdido” en materia escolar, porque según señala: “Cualquier padre con hijos en edad escolar sabe, además, que los intentos de evaluación del aprendizaje a distancia son inciertos, laxos y de una utilidad dudosa.

Más una apariencia que otra cosa”. Es decir que para el columnista, lo único que interesa de todos estos días de educación a distancia es la instancia evaluativa. Y por si fuera poco, compara a les docentes con dos vagos en un chiste con el que inicia la nota: “Hay un chiste viejo y malo pero descriptivo de la ocasión: ‘dos amigos muy vagos se encuentran un 3 de enero y conversan sobre sus planes para el año que comienza, hasta que en un momento uno pregunta: ‘Pero…, ¿hoy qué día es?’, “3 de enero”, responde el otro. Entonces el primero, con gesto de abandono, cierra la charla: “Olvidate, el año está perdido”.

Captura de nota en clarín.com

¿Sabe Clarín que les docentes no pararon de trabajar ni un día durante la pandemia? ¿Sabe Clarín lo que es tener que aportar del propio bolsillo las herramientas tecnológicas y hasta pagar la conectividad para seguir en contacto con les estudiantes? ¿Sabe Clarín que ser docente hoy es estar preparando un zoom a las corridas, corrigiendo tareas que llegan en cualquier formato (a veces, en foto) a cualquier hora, estar dispuesto o dispuesta a charlar con los pibes y las pibas de sus problemas cotidianos, es intentar resolver sus problemas de conexión, de aburrimiento o de falta de estímulo para seguir en contacto? ¿Sabe Clarín que ser docente hoy es trabajar sin horario, es no conseguir horas, es pensar cómo hacen para llegar a fin de mes, es ver por televisión cómo la Policía Bonaerense consigue un aumento extorsionando a todos con patrulleros alrededor de la Quinta de Olivos y un arma en la cintura? ¿Sabe Clarín que el trabajo cotidiano, pleno de obstáculos y nuevos desafíos para les docentes fue silenciado por los grandes medios? ¿Se puede ser más miserable?


RevistaSudestada