Repudiamos la violencia ejercida por altos funcionarios del Gobierno de Víctor Aiola a dos trabajadoras de la salud que reclaman mejores condiciones laborales

Desde el colectivo de mujeres que conformamos el Frente Feminista Popular repudiamos la violencia ejercida por altos funcionarios del Gobierno de Víctor Aiola a dos trabajadoras de la salud que reclaman mejores condiciones laborales.

Creemos que la situación de las promotoras de salud de nuestra localidad, quienes reclaman el pase a planta permanente, se trata de una doble violencia de género ejercida por parte del ejecutivo local.

En primer lugar, se ven vulneradas por las condiciones en las que desempeñan su trabajo, sin ningún tipo de cobertura social, manteniendo su labor en la informalidad, que como sabemos va de la mano de la vulneración de los derechos de las trabajadoras. Estas 3 mujeres, de entre 40 y 50 años de edad, actualmente se encuentran cobrando una suma de $10.000, una remuneración vergonzosa, que no se corresponde con la labor que llevan a cabo. Desde hace años, se desempeñan en el ámbito de la salud con un fuerte trabajo territorial y en los CAPS, incluso durante toda la pandemia prestaron sus servicios en pos de promover la salud en la comunidad..
Pero por otro lado también se han visto vulneradas cuando manifestaron la necesidad de mejorar su condición de trabajadoras. Fueron citadas a una oficina pública de la municipalidad, y es en esa reunión donde las mismas fueron agredidas y violentadas por los funcionarios, quienes samarrearon a una de ellas para quitarle sus pertenencias, al mismo tiempo que las hostigaban verbalmente amenazandolas con no pasar el psicofísico, con perder el poco ingreso con que hoy cuentan y desafiandolas a que si quisieran vayan a los medios porque de todas formas no iba a tener relevancia lo sucedido. Las promotoras de la salud llegaron predispuestas a conversar sobre su situación con los funcionarios, que lejos de alojar su justo reclamo las violentaron de una manera sumamente repudiable y se fueron de la misma despedidas de su trabajo tras haber tenido que padecer esta situación.

Desde el colectivo de mujeres que conformamos acompañamos el reclamo de las promotoras de salud, exigimos que se tomen medidas al respecto y que se sancione la violencia de género institucional ejercida por funcionarios.
Este hecho, que no es único ni aislado, es sumamente repudiable, y si pretende sentar un precedente y desalentar los reclamos de lxs trabajadores y empujarnos al silencio, no se logrará su cometido.

FRENTE FEMINITA POPULAR
ATE verde y blanca
Consejería de las Mujeres y Disidencias
Espacio Patria
Feminismo popular LEALTAD
Frente de Mujeres e Igualdad La Cámpora
Instituto Proyectar
La corriente Chacabuco
Movimiento Evita
Nuevo Peronismo
PJ
Primero la Patria
UPC Distrito Chacabuco