Prevenir golpes de calor

El director del Hospital Municipal, Alberto Quereda, brindó una serie de consejos para prevenir los golpes de calor, fundamentalmente durante esta semana pronosticada con altas temperaturas.

El golpe de calor se produce cuando se ven sobrepasadas las posibilidades de autorregulación de la temperatura corporal. “Quiere decir que tenemos que manejarnos dentro de un rango estrecho de temperatura y para eso tenemos mecanismos de compensación”, explicó Quereda y añadió “cuando se superan ciertos rangos de temperatura genera alteraciones al nivel de nuestros órganos”.

Para prevenirlo es necesario consumir agua periódicamente durante el día (no solo cuando se tiene sed. No bebidas alcohólicas, dulces o gasificadas). No exponerse al sol. Si por alguna razón no se puede evitar estar al sol, es fundamental mojar brazos y piernas (disminuye la temperatura corporal); tratar de permanecer en lugares donde la temperatura sea de 24 grados (permite perder el calor ganado estando al sol). Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, y evitar las comidas calóricas.

Síntomas ante un eventual golpe de calor: aumento de la temperatura, náuseas, vómitos, cefalea, deterioro neurológico, como confusión, letargo.