Presupuesto 2022 | Los puntos claves que presentó Guzman en Diputados

El ministro de Economía, Martín Guzmán, estuvo este lunes en la Cámara de Diputados para debatir el Presupuesto 2022. Entre varias definiciones clave afirmó: 

1. «El próximo año esperamos un crecimiento de por lo menos el 4 por ciento».

2. «Tenemos un problema de injusticia histórica de la Argentina: parte de la formación de activos externos ha ido a guaridas fiscales, sin declarar».

3. «Somos un Estado negociando para poder llevar adelante el programa de políticas pública que queremos sin tener los condicionamientos», en relación al acuerdo con el FMI

“Hoy Argentina está viviendo una fuerte recuperación económica, de manera sólida, que permitirá que el PIB crezca 10 por ciento”, aseguró Guzmán. El proyecto de Presupuesto 2022 se debatirá el próximo jueves en Diputados. El funcionario precisó que la visión del presupuesto está basada en cinco pilares: la inclusión social, el dinamismo productivo, la estabilidad macroeconómica, el federalismo y la soberanía. 

Mencionó que la Argentina tiene una  importante restricción a partir de la formación de activos externos no declarados. “Tenemos un problema de injusticia histórica de la Argentina: parte de la formación de activos externos ha ido a guaridas fiscales, sin declarar”, dijo el ministro de Economía, en línea con el reclamo que hizo la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto del viernes pasado en Plaza de Mayo.

Para señalar que «eso daña a los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones. Es una deuda de toda la sociedad, del Estado, encontrar un mecanismo para atacar ese problema tan grave».

Guzmán explicó que gran parte del préstamo del FMI gestionado por el gobierno de Mauricio Macri fue destinado “a un salvataje a acreedores privados”. “Habían tomado una apuesta, habían prestado dinero a 7 por ciento en dólares, cuando la apuesta se reveló fallida, en lugar de reestructurar la deuda, lo que se hizo fue pagar”, dijo, y agregó que la otra parte del préstamo “fue usado para formar capitales externos”.

El ministro rechazó que el Gobierno vaya a devaluar bruscamente. Afirmó que si bien es cierto que la intención de Economía es reducir la brecha cambiaria, esto “no puede hacerse con un salto brusco en el tipo de cambio oficial” porque se traslada a precios.

“Buscamos seguir construyendo las mejores condiciones para que el crecimiento sea lo más virtuoso posible junto a la generación de trabajo”, mencionó Guzmán. Dijo que se definieron diez objetivos estructurales hacia adelante. En detalle consideró: apuntalar la recuperación económica, fortalecer la recuperación del poder adquisitivo de los asalariados, promover la equidad de oportunidades con eje en reducir brechas de género, mejorar la infraestructura y la logística, y mejorar la situación habitacional.

En esta lista incorporó también promover el desarrollo científico y el tecnológico y fortalecer el sistema educativo, fortalecer el sistema de salud, profundizar la política crediticia para el desarrollo productivo, fortalecer la transición productiva con criterio de sustentabilidad ambiental, y profundizar el proceso de estabilización macroeconómica.

“El Estado busca contribuir a la expansión de la demanda agregada y a la continuidad de la recuperación económica que hoy se está viviendo”, planteó. Con esta lógica el funcionario resumió que el presupuesto es una hoja de ruta para la economía que muestra la manera en que se planea inyectar recursos al mercado interno.

Inversión pública

La infraestructura pública aparece como uno de los pilares del proyecto. “La inversión en infraestructura seguirá ocupando un rol preponderante por su efecto multiplicador que tiene en el corto plazo para potenciar la recuperación económica y por la contribución que hace al crecimiento de la economía de una forma duradera”, dijo. Detalló que en función de la proyección para este año de gasto de capital que cerrará en 1,8 por ciento, se presupuesta un gasto de capital de 2,4 por ciento del Producto para 2022.

Los rubros Salud y Educación fueron otros dos puntos destacados. “En cuanto a la salud, el Estado tuvo un rol muy importante en los últimos 2 años para fortalecer al sistema de salud. Se va a continuar con la profundización de la inversión”, indicó.

El funcionario agregó que “la educación continuará siendo una prioridad por lo que se va a seguir expandiendo la infraestructura en jardines, escuelas y promoviendo el sistema de becas y la inclusión digital”. Para ello mencionó que se busca que la participación del gasto en educación sobre el PIB avance de un sendero que permita una convergencia con la cifra de participación del 1,7 por ciento del Producto registrada en 2015.

Ciencia e innovación

“El desarrollo de las capacidades científicas y tecnológicas básicas y aplicadas es uno de los puntos que busca potenciarse”, remarcó. Aseguró que “es una estrategia que permite que se fomente la innovación en el entramado productivo y que eso aumente la productividad de la economía y favorezca las condiciones para la política productiva en pos de una mayor diversificación y agregación de valor”. El objetivo es cumplir con el 0,31 por ciento del Producto que establece la ley de financiamiento de ciencia y técnica

Entre los pilares del presupuesto también figura la inclusión social. “La inclusión social con perspectiva de género es otra de las prioridades. Con programas que se focalizan en el fortalecimiento de las políticas de seguridad alimentaria, el fomento del empleo y la de la capacitación laboral y política que apuntan a reducir las brechas de género”. Se mantiene el incremento observado en 2020 y 2021 alcanzando el 1,2 por ciento del PIB.

Deuda y supuestos 2022

Guzmán planteó que “este proyecto busca darle continuidad a la doble recuperación de lo que fue una doble crisis económica: la que comienza en 2018 y luego la crisis sanitaria que se desata en marzo de 2020”. Dijo que “no es posible que haya estabilización macroeconómica sin una recuperación de la actividad económica” y por eso es necesario un programa de políticas públicas que permita sostener la recomposición.

En este punto planteó que el acuerdo con el Fondo Monetario se encuentra en un proceso de búsqueda de acuerdos. Somos un Estado negociando para poder llevar adelante el programa de políticas pública que queremos sin tener los condicionamientos que en forma general toda deuda implica y en forma particular la deuda con el FMI ha implicado históricamente a distintas naciones del mundo”, señaló.

Agregó que “nadie puede considerar que la Argentina tenga la capacidad de amortizar los vencimientos con el FMI en los plazos en los cuales fueron acordados en el programa Stand By de 2018”. Señaló que “lo que necesitamos como Estado Nación es poder lograr las mejores condiciones posibles y el mayor apoyo posible de la comunidad internacional para estar lo más fuertes posible”. En el presupuesto no se contemplan pagos para el Fondo el próximo año.

Entre los principales supuestos que se mencionaron en el proyecto para 2022 se registra una expansión del Producto Interno Bruto del 4 por ciento, del consumo privado del 4,6 por ciento, del consumo público del 3,1 por ciento y de la inversión del 6,6 por ciento. A su vez, se estimó una suba del 7,5 por ciento de las exportaciones y del 9,4 de las importaciones. Guzmán agregó que “se contempla un saldo comercial superior a los 9 mil millones de dólares, un tipo de cambio nominal promedio a diciembre del año próximo en 131, una tasa de inflación interanual del 33 por ciento punta a punta y salarios reales creciendo 4 por ciento”. El déficit primario se ubicaría en 3,3 por ciento y el déficit financiero en 4,9.