Preocupación del Instituto Proyectar sobre el agua en Chacabuco

La comisión de obras públicas del Instituto Proyectar, viene trabajando desde hace dos años sobre esta problemática de cortes continuos de agua potable en Chacabuco.

Por lo tanto la Comisión del Agua, les hace un detalle técnico pormenorizado sobre el tema:
Siempre se debería analizar y realizar un diagnóstico previo de las necesidades, con los anteproyectos correspondientes, para que al momento de ejercer la responsabilidad del ejecutivo se comience de inmediato con las obras necesarias para dar solución a los problemas. Con las declaraciones que la Concejal de Juntos realizó en la última sesión, dejó en claro que después de seis (6) años de gobierno el ejecutivo todavía no sabe qué hacer con el Servicio de Obras Sanitarias. Pretendiendo que una “comisión” se lo diga a pesar de la cantidad de funcionarios y profesionales que dispone. La ignorancia o desdén de la gestión ya era de público conocimiento al haber dejado pasar 6 años sin ejecutar ni un solo pozo de bombeo, recién cuando la mitad de la ciudad se quedó sin agua iniciaron la construcción del primero.

La Concejal le echa la culpa a que la ciudad creció (como Arq. Debiera saber que las ciudades crecen) y afirma que la Ordenanza de Zonificación no contempló el Servicio, olvidándose que fue su gestión quien la aprobó a pesar de los reclamos de los Profesionales.

Conceptos básicos:

1) Si bien los equipos de bombeo se abastecen de energía eléctrica no deben nunca depender exclusivamente del servicio público. CADA BOMBA DEBE TENER SU PROPIO GRUPO ELECTROGENO. Ver los orígenes de la Usina de Agua corriente con sus grupos electrógenos de dimensiones acordes a su época.

2) Medición de la producción, A las nuevas conexiones se le colocan caudalímetros (con un importante costo) pero no se controlan y debido a su fragilidad al momento de su utilización su gran mayoría seguramente van a estar fuera de servicio. Siempre se habla de derroche, hay gente que lo hace pero también gente que actúa con responsabilidad. La realidad es que no se sabe cuánto se consume pero principalmente porque no se sabe cuánto se inyecta a la red ni que pérdida tiene la misma. La producción no se conoce y está muy fuera de la realidad ya que se calcula de acuerdo a las horas de bombeo según el rendimiento estimado de las bombas en condiciones de laboratorio y en la realidad existen múltiples variables que condicionan los rendimientos: profundidad de los filtros, ubicación de las bombas, condiciones de las napas, etc, etc. CADA BOMBA DEBE TENER SU RESPECTIVO CAUDALIMETRO.

3) El Servicio debe estar AUTOMATIZADO. Para que se pueda controlar desde una oficina en tiempo real el funcionamiento de todos los pozos (estado, producción, cloro inyectado etc, etc).

Medidas a adoptar:

1) En lo inmediato se deben ejecutar nuevos pozos de bombeo con los correspondientes clorinadores, caudalímetros, grupo electrógeno y automatización.

2) Se deberá actualizar el estudio hidrogeológico.

3) Se deberá realizar un proyecto integral de la red, generando un anillo nivelador de presiones que garanticen el suministro en la planta urbana existente y que permita un adecuado crecimiento de la ciudad.