Por un salario municipal igual a la canasta de pobreza.

Según el Indec el índice de pobreza se encuentra en $78.624 mensuales. Nuestro salario de $39.000 es la mitad de ese número. Esto lleva a muchos compañeros a endeudarse con empresas de crédito personal para poder comer, a realizar incontables horas extras para poder sustentar a sus hijos. En peor condición están los jubilados municipales que cobran salarios de indigencia y pocas veces son tenidos en cuenta en las negociaciones, bonos en negro y aumentos por fuera del básico hacen caer el poder adquisitivo. Con una inflación solo en febrero de 4.7%l, cualquier aumento será devorado por el aumento de precios.


Este viernes 18 a las 8 en la Escuela de Actividades Culturales comienza la negociación salarial entre el Ejecutivo Municipal y las direcciones de ATE y SdTM. Los empleados municipales vamos a hacer escuchar nuestra voz para que la misma no sea resuelta entre cuatro paredes, con circo mediático, pero con el mismo final desde hace décadas: un salario municipal de miseria. Convocamos a participar ese día y movilizarnos. Le pedimos a los sindicatos garanticen que los compañeros puedan ir saliendo de los lugares de trabajo.


Desde Municipales en Lucha planteamos un salario municipal de $78.624 como mínimo para que ningún compañero quede por debajo de la pobreza, una actualización mensual de acuerdo a la inflación, todo el aumento al básico para que beneficie al jubilado municipal. Para ello proponemos hacer asambleas por lugar de trabajo, decidir por nosotros mismos para que los delegados lleven esa decisión a la negociación, pase a planta permanente de todos los precarizados. Invitamos a todos los compañeros a sumarse a este espacio independiente de quienes gobiernan, siempre en defensa de los intereses de los trabajadores. Solo mediante la participación, organización y la construcción de espacios de lucha lograremos revertir nuestra situación salarial. Sumate si sos afiliado a ATE, SdTM, no estás afiliado, si sos de planta permanente o precarizado. Hace años nos mantienen en la pobreza, si no hacemos algo volverá a pasar lo mismo: ajuste del ejecutivo e inoperancia y complicidad de la dirección gremial. El conflicto del corralón marca el camino, asambleas y que decidan los municipales.


Municipales en Lucha