Mas allá de las urnas, ¿quiénes ganaron unas elecciones donde todos festejaron?

Este domingo se realizaron unas elecciones que quedarán en la memoria de muchos dada la paridad en polarización entre Juntos y Todos, donde más de 12 horas después de los festejos de ambos frentes no se sabe con certeza quién es el ganador en las urnas.

Mientras unos celebran haber ganado por 22 votos y derrotado al justicialismo local una vez más, en el otro lado festejan haberle ganado por primera vez al Aiolismo por 55 votos. Pero los frentes que no disputaron la victoria de estas elecciones, también celebraron los sufragios obtenidos. La Izquierda acentuando lo hecho en las PASO metiendo cuatro legisladores, siendo la tercera fuerza a nivel nacional, y el liberalismo vuelve a la escena de la mano de Milei y compañía que también sonrieron la noche de este domingo con el podio en CABA y casi dos mil votos en Chacabuco.

Lo más relevante, sin dudas, pasa por la victoria de Junto o Todos más allá de lo que digan las urnas. ¿Se puede hablar de una victoria de Todos al igualar los votos de Juntos? (voto más, voto menos), o por el contrario, se puede interpretar que ni todo el peronismo junto («unido» sigue siendo una palabra fuerte en un frente con diferencias claras) pudo imponerse al Aiolismo.

Lo mismo del otro lado, ¿un empate técnico es un mal resultado contra un frente que reunió a toda la estructura del peronismo local y que sufrió la pérdida de votos que fueron a las manos de Orsini? La derrota puede ser moral si finalmente la Junta Electoral da como ganador a Golía, pero al fin y al cabo es cómo se ve el vaso. Medio lleno o medio vacío.

La incertidumbre de nombres quedará para el 2023. Ni Golía ni Pérez terminaron de imponerse más allá de lo que terminen diciendo las urnas. Todos festejan, pero todos dudan.

Por Juan I. Volpe

(imágen de Filo news)