Incendios en Córdoba: dos muertos y más de 16 mil hectáreas afectadas

El fuego azota nuevamente a la provincia de Córdoba y ya provocó dos muertes y más de 16 mil hectáreas afectadas desde el viernes pasado. Este martes, la Dirección de Defensa Civil dispuso el inicio de evacuaciones de vecinos en la zona de Caminiaga y San Pedro Norte.

“Como consecuencia del incendio forestal que se registra en la zona de Caminiaga, la Dirección General de Protección Civil de la Provincia dispuso la evacuación preventiva y por seguridad de los habitantes”, señaló el gobierno cordobés a través de su cuenta de Twitter.

“Lo más importante es preservar la vida de cada uno de los vecinos, los daños materiales y ambientales serán remediados a través del Fondo de Atención ante Situación de Catástrofes”, remarcaron.

El titular de Defensa Civil, Diego Concha, confirmó al diario La Voz que después de las 19, la mayoría de esas personas había podido volver a sus hogares porque los bomberos habían logrado apagar las llamas.

El principal foco de incendio se encuentra en la localidad de Caminiaga, en Sobremonte, que junto con Tulumba son los departamentos más afectados. 

Las víctimas

Hasta el momento, dos personas murieron como consecuencia de los incendios y una tercera -hermano de uno de los fallecidos- está internada en el Instituto del Quemado en Córdoba capital con el 80 por ciento de su cuerpo quemado.

Uno de los fallecidos fue encontrado en las cercanías de San José de la Dormida y otro en Villa María, en ambos casos con sus vehículos calcinados. La Fiscalía de la ciudad de Dean Funes abrió una investigación, pero se supone que las personas habrían intentado apagar el fuego.

Los incendios

Todavía se desconocen las causas del incendio, pero la falta de lluvias, los vientos, las altas temperaturas y la consecuente sequía de las tierras dificulta la tarea de los 400 brigadistas, los cuatro aviones hidrantes (dos de la provincia y otros dos del Servicio Nacional de Manejo del Fuego-SNMF) y helicópteros vigías dispuestos para combatir los incendios.

“Queda mucho por hacer, porque el fuego se desplaza rápidamente por el combustible de la vegetación seca y los fuertes vientos del sur, que ahora están rotando hacia el norte”, sostuvo Concha el martes por la tarde.

Según reportó La Voz, el fuego causó también la caída de postes de energía eléctrica y muchos poblados están sin luz y que se perdió una gran cantidad de ganado, aunque todavía se desconoce la cifra exacta.

El Gobierno de la Provincia anunció que pondrá a disposición de los damnificados los recursos del Fondo para Atención de Desastres, mientras que el Ministerio de Agricultura y Ganadería provincial convocó a una mesa interinstitucional integrada por Inta, Senasa y entidades ruralistas para evaluar los daños.

Fuente: P/12