El FMI pide regular las criptomonedas

El Fondo Monetario Internacional consideró que es necesario regular las criptomonedas. Aseguró que estos activos ya no se encuentran al margen del sistema financiero y por ese motivo requieren nuevos controles. El organismo aseguró que las monedas digitales comienzan a estar cada vez más correlacionadas con lo que ocurre con los activos de renta variable, como las acciones.

El análisis del FMI sobre el riesgo y la necesidad de regulación de las criptomonedas se hizo a través del blog oficial de la entidad en el artículo “Los precios de las criptomonedas se mueven más en sincronía con las acciones, lo que plantea nuevos riesgos».

Entre los problemas que plantea el informe sobre las cripto aparecen los riesgos para los inversores, al verse limitada la posibilidad de diversificación de cartera, lo cual aumenta el riesgo de contagios en los mercados financieros. De todas maneras, las declaraciones del Fondo le dan un nuevo rol a las criptomonedas porque convalidan su crecimiento en los últimos años y consolidan su papel en los mercados globales.

El FMI detalló que el valor de mercado de estos nuevos activos digitales aumentó hasta casi los 3 billones de dólares el pasado mes de noviembre, desde 620 mil millones de dólares en 2017. En tanto, la capitalización de mercado se había reducido en 2022 a alrededor de 2 billones de dólares, lo que de todas formas representa un aumento de casi cuatro veces desde 2017.

Por otro lado, el Fondo indica que la correlación de las criptomonedas con inversiones tradicionales como las acciones aumentó significativamente, por lo cual esta interconexión creciente se considera un canal de transmisión de shocks que puede desestabilizar al conjunto de los mercados financieros. “Nuestro análisis sugiere que los criptoactivos ya no están al margen del sistema financiero», señala el FMI.

Como resultado, el FMI considera que es hora de adoptar un marco regulatorio global «integral y coordinado» para guiar la regulación y supervisión nacional y mitigar los riesgos para la estabilidad financiera derivados del mercado cripto. Propone que este marco debería abarcar regulaciones adaptadas a los principales usos y establecer requisitos claros para las instituciones financieras reguladas con respecto a su exposición y compromiso con estos activos.

«Los criptoactivos como el bitcoin han pasado de ser una clase de activos oscuros con pocos usuarios a una parte integral de la revolución de los activos digitales«, afirma el autor del artículo, Tobias Adrian. «Las correlaciones más fuertes sugieren que el bitcoin ha estado actuando como un activo de riesgo en lugar de un valor refugio, como muchos de sus defensores como elemento diversificador de cartera han venido señalando desde hace tiempo”, agrega. «La correlación con las acciones se ha vuelto más alta que la de las acciones y otros activos, como el oro y las principales monedas», completa.