«Economía sin rumbo»

Así definió Victor Aiola al cierre exportador de carnes, la medida elegida por Alberto Fernández para intentar frenar el precio del producto. «La solución no es cerrando mercados», expresó.

A través de un hilo en Twitter explicó que hace 15 años Nestor Kirchner tomó la misma medida y «tuvo la pérdida de casi 12 millones de cabezas y de entre 10.000 y 12.000 puestos de trabajo».

Además pidió medidas concretas ya que en el 2020 «Argentina cerró con 42% de pobres y 10,5% de indigentes. Una inflación descontrolada, arriba del 50% anual estimado. Más de 8,3 millones de niños viven en la pobreza», agregó.

«Dejen de improvisar y muestren un plan económico serio» finalizó.

En el mismo sentido se expresó el funcionario Ezequiel Courade, quien manifestó que «el cierre de las exportaciones de carne ya ha probado su ineficacia en el pasado. Si bien en el corto plazo puede lograr una baja de precios o una contención en la suba en algunos cortes, a mediano y largo plazo la carne será más cara. Esto es carne para hoy, pero hambre para mañana.»

Según el último informe elaborado del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el precio de la carne vacuna registró en abril un aumento del 3,4% en relación a marzo y del 65,3% respecto al mismo mes del año pasado. Estos niveles están muy por encima de la inflación en el período.

«La solución al problema no vendrá por cerrar las exportaciones de carne, sino que los argentinos tengan más trabajo, de mejor calidad y mejor pago, para lo que se necesitan confianza e inversiones, todo lo contrario a lo que genera esta medida», puntualizó Courade.