Consejos ante las altas temperaturas

Desde el área de Salud, brindan una serie de consejos para prevenir golpes de calor. Las personas mayores, discapacitadas y niños menores de 5 años; personas con enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, cardiopatía, obesidad, alcoholismo), personas que tomen alguna medicación habitualmente y personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre cuando hay temperaturas elevadas, deben estar protegidas especialmente del calor.

El exceso de calor produce efectos tales como:


•Agotamiento: malestar, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sed intensa.
•Deshidratación: decaimiento y sensación de postración.
•Golpe de calor: náuseas, vómitos, dolor de cabeza, piel caliente y enrojecida.
•Aumento de la temperatura corporal por encima de 40º, inestabilidad al andar, mareos, pudiendo llegar a tener convulsiones y coma.
•Calambres por pérdida de sales.

¿Cómo protegerse del calor?


•Evitar salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 11:00 y las 17:00).
•Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua, ligeramente fría.
•Ofrecer frecuentemente agua a niños y adultos mayores.
•Evitar comidas copiosas, ingerir más verduras y frutas. Comer menos cantidad y más veces al día. No ingerir comidas calientes ni abusar de las bebidas alcohólicas.
•Reducir la actividad física.
•Descansar con frecuencia a la sombra.
•Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, gorra, gafas de sol y cremas protectoras solares.
•Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
•En casa utilizar las habitaciones más frescas.
•Durante el día bajar las persianas.
•Mantener los alimentos en la heladera y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación.
•Al estacionar el auto no dejar en el interior a niños ni adultos mayores con las ventanillas cerradas.