«Una y otra vez más el relato…»

Dicen «Nadie se salva solo», pero se vacunaron primero.

Condenan la politización de la justicia, pero quieren que sus Diputados pongan y saquen jueces.

Se la quiebra la voz a Cristina diciendo que no alcanza para pagarles a los jubilados, pero cobra $ 2.000.000 por mes de jubilación de privilegio.

Se preguntan por qué Santiago del Estero no puede tener un estadio como el que tienen los Porteños, y no se preguntan por qué la mitad de los Santiagueños no tienen agua, y el 80% no tiene cloacas.

Repudian la campaña de los «medios hegemónicos» contra Formosa, pero no repudian su represión.

Defienden los derechos de los migrantes con antecedentes penales, pero no los derechos humanos de los Formoseños de bien.

Cuando algo huele tan mal en Argentina no hay relato que lo pueda disimular, en Formosa ya lo entendieron.

Facebook de Ignacio Orsini