La Sputnik V es eficaz contra la variante británica del coronavirus

La rusa Sputnik V resulta eficaz contra la variante británica del coronavirus. Su eficacia fue corroborada por el Centro de Virología y Biotecnología Vektor de Rusia, que consignó que lo mismo ocurre con la EpiVacCorona, la otra vacuna contra el SARS-CoV-2 desarrollada en ese país.

La confirmación de la eficacia de ambas vacunas contra la variante que puso en jaque al Reino Unido por su mayor contagiosidad y que se diseminó por casi todo el mundo fue dada a conocer por Rospotrebnadzor, el organismo ruso encargado de la protección del consumidor.

La variante británica está presente también en la Argentina. Un informe del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación confirmó días atrás que incluso que ya se detectó transmisión comunitaria de esa variante.

«El efecto protector ha sido demostrado por reacciones neutralizadoras utilizando suero de personas que recibieron la Sputnik V y la EpiVacCorona y desarrollaron anticuerpos al SARS-CoV-2», indicó en su cuenta de Facebook Rospotrebnadzor.

«Los sueros de las personas vacunadas neutralizaron eficazmente tanto la variante británica del coronavirus como el coronavirus en sí, que no contiene el conjunto de mutaciones características de la cepa británica», indicó la agencia federal rusa.

Rospotrebnadzor no precisó cuántas personas fueron analizadas en el estudio efectuado por el Centro Estatal de Virología y Biotegnología Véktor, que fue el encargado del desarrollado de la EpiVacCorona.

El presidente ruso, Vladimir Putin, instruyó el lunes al Gobierno a analizar la eficacia de las vacunas rusas contra las nuevas variantes del coronavirus. El mandatario ordenó también que en caso de ser necesario adaptarlas se profundicen las investigaciones.

En Rusia también está presente la variante británica del coronavirus. Fue detectada en diciembre pasado. El mismo Centro Vektor la aisló y procedió a estudiarla.

La Sputnik V fue registrada en Rusia en agosto pasado y tiene una eficacia del 91,6 %. Así surge de los análisis de la fase III de los ensayos clínicos publicados este mes en la revista «The Lancet».

Los ensayos de la EpiVacCorona terminaron a finales de septiembre pasado y en octubre fue registrada en Rusia. El 16 de noviembre el Ministerio de Sanidad autorizó los ensayos posteriores al registro en voluntarios mayores de 60 años y para pruebas en 3.000 voluntarios entre 18 y 60 años. El mes pasado Rospotrebnadzor anunció a los medios rusos que esa segunda vacuna rusa tiene una eficacia del 100%.

Kiril Dmitriev, director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), ya había anticipado que «de acuerdo con nuestros datos, Sputnik V será tan efectiva contra la nueva variante de coronavirus hallada en Europa como contra las cepas existentes».

El Instituto Gamaleya firmó un acuerdo con AstraZeneca a finales del año pasado para continuar con el desarrollo y perfeccionamiento de las vacunas contra el coronavirus de manera conjunta. Dmitriev confirmó también hace semanas la conformación de un comité internacional de expertos -entre los que están los argentinos Omar Sued y Carlos Zala- que asesorarán las nuevas etapas del desarrollo de la Sputnik V.

«Estamos abiertos a un convenio internacional para que la vacuna Sputnik V pueda estar disponible en diferentes partes del mundo. Incluso en países occidentales, donde haya personas con un historial de reacciones alérgicas fuertes y que no estén aptos para recibir las otras vacunas», dijo entonces el director del RDIF.

El viernes de la semana pasada llegó al país el cuarto vuelo de Aerolíneas Argentinas con 400.000 dosis 1 de Sputnik V. Se espera que a partir de esta semana se pueda  vacunar a casi un millón de personas con estas dosis y con otras 580 mil de Oxford/AstraZeneca que llegarán desde India.

Fuente: P/12